ENTREVISTA | LAS NIÑAS DE CÁDIZ

Esta semana llegan a Sevilla "Las Niñas de Cádiz", una compañía gaditana con un sello muy característico sobre la escena. Después de girar por diferentes rincones de España, hacen su parada en la capital hispalense. Con el Romancero gaditano en una mano y el teatro en la otra, han conseguido crear un espectáculo único y genuino. Nos sentamos con Ana López, Alejandra López y Rocio Segovia deseando que nos cuenten más sobre su proyecto.

P - Las Niñas son de Cádiz, pero, ¿Desde cuándo andan sobre los escenarios?
Las Niñas - Las Niñas de Cádiz surgió a partir de una compañía de teatro aficionado en el año 1998. Se trataba de una Chirigota ilegal compuesta íntegramente por mujeres. En aquella época era algo poco usual. Por eso, desde entonces, fue popularmente conocida como La Chirigota de las Niñas. Muy pronto comenzaron a salirnos contratos en diferentes puntos de la geografía española y fuimos profesionalizando poco a poco nuestros repertorios. Al éxito de Las Niñas y su rápida capacidad de adaptación al teatro contribuyó la formación como actrices que ya teníamos. En 2005 fundamos junto con Antonio Álamo la compañía de Teatro Chirigóticas. Ahora hemos vuelto al origen, al concepto inicial, aunque claro, con todo lo aprendido en los once años que hemos trabajado con Chirigóticas.

P - ¿Cómo surge la idea de mezclar el Romancero gaditano con el teatro?
Las Niñas - Mezclar Teatro y Romancero surgió de una manera natural. Hay muchos puntos en común. Realmente es como hacer teatro de verso. En Cádiz ya había algunas personas, como "El Gómez", Manolo Padilla o Salvador Fernández Miró que hacían sus Romanceros interpretando un personaje. Nosotras hemos ido un poco más allá en la dramatización, pero es algo que surge de manera natural, es algo "de cajón".

P - El carnaval de Cádiz, a pesar de que ya era una fiesta muy popular fuera de la ciudad, parece que en los últimos años está cogiendo una dimensión social aún más fuerte si cabe. ¿Crees que sois parte de ese germen que lo hizo tan popular?
Las Niñas - No sentimos que hayamos sido el germen porque hay muchas agrupaciones del concurso mucho más conocidas que nosotras, pero puede ser que hayamos abierto una veta más. Sobre todo en el aspecto dramático, nos referimos en lo que puede aportar el carnaval al teatro.

P - El humor del espectáculo es muy característico del sur. ¿Cómo se queda uno de Burgos cuando ve por primera vez a Las Niñas?
Las Niñas - Pues la verdad es que gusta mucho. Obviamente, nosotras cantamos cosas que se pueden entender en los sitios a los que vamos. Así que lo que encuentra distinto uno de Burgos es el lenguaje y el código en el que trabajamos. Por lo tanto, tenemos a nuestro favor el factor sorpresa. En Burgos en concreto gusta mucho el lenguaje de Las Niñas.

P - A pesar de vuestro éxito, hablamos de un formato muy diferente y arriesgado ¿creéis que hay salas/teatros que no se atreven a programaros?
Las Niñas - Estamos en un momento, con todo el tema de las redes sociales, en que todo cabe, todo es posible. Los tipos de formato se han diluido un poco y han aparecido otros nuevos. Los YouTubers tienen éxito en las redes y producen espectáculos que llenan teatros de 1000 butacas. Es algo insólito lo que está ocurriendo. Es más importante tener un estilo propio que un formato. Básicamente hay que tener muy claro en la cabeza lo que quieras hacer y dónde puede funcionar, antes que intentar encajarlo en algo que ya existe con anterioridad. Ahora mismo hay que reinventarse a una velocidad increíble.

P - Desde luego vuestro espectáculo es muy peculiar. ¿Cómo se lo explicamos al público?
Las Niñas - Este espectáculo de Las Niñas es un formato muy cabaretero, muy golfo y muy loco donde, el teatro y el Romancero se mezclan sin tapujos. Personajes de la calle, personajes históricos o incluso la misma Merkel.
Un espectáculo de pura chirigota, a mitad de camino entre cabaré performance, humor y un brochazo gordo de poca vergüenza.

Entrevista: Alberto Mejías.
Fotografía: La compañía.