Entrevista | Hilo Rojo Teatro

Hilo Rojo Teatro, formada en 2016 tras la unión artistica entre Riccardo Benfatto (Italia) y Giulia Esposito (Italia) en Sevilla, se estrena en el Fest con "Plancton, historias de errantes", donde la idea del "desarraigo por razones artísticas" es el eje principal de este proyecto que cuenta con la dirección de Joaquín Galán, actor y director con el que ya habían trabajado.

Este montaje habla de los errantes, los nómadas, de aquellos que como el plancton, no pueden detener su movimiento y cruzan la tierra y los mares en busca de un desarrollo personal y artístico. En escena, los tres actores se mueven empujados y atraídos por el arte en sus distintas formas: música, teatro y circo. Alternando momentos oníricos y naturalistas, cómicos y dramáticos, los actores salen y entran de los personajes viajando en el espacio y en el tiempo. 

Hablamos con el equipo días previos al gran estreno, 27 y 28 de abril, en el TNT-Atalaya.

Pregunta: La compañía la crean dos actores italianos, ¿como acaban en Sevilla haciendo teatro y fundando un proyecto como este?

Respuesta: Nos encontramos en el Laboratorio Internacional del Actor del Centro TNT - Atalaya en el 2014. Una vez acabado el Laboratorio en mayo de 2016 decidimos seguir el camino artístico juntos ya que durante esos dos años se creó una muy buena sintonía en el trabajo. Cuando terminó el curso empezamos a pensar en crear algo juntos. Había muchas cosas que teníamos en común: el hecho de ser extranjeros, la formación en TNT, la misma visión artística y poética, el no sentirse plenamente acogidos en el sitio donde vivimos, el tener una "doble vida" entre Italia y España. Lo que dio vida a este proyecto fue esto, nuestra misma condición en la que nos encontrábamos, y en la que todavía nos encontramos. No quisimos negarla y se convirtió en el motor creativo del espectáculo.

Estar en una misma condición ayudó mucho a crear ese "acto de confianza" total que hay que tener con tu compañero a la hora de construir algo desde la nada.

P: Parte de una idea original el proyecto, ¿como fue el proceso creativo?

R: El proceso creativo fue bastante largo, la primera semilla la plantamos en septiembre 2016. Giulia y yo estábamos haciendo un Masterclass de Commedia dell'Arte en Pordenone (Italia) con nuestra maestra Claudia Contin y compartíamos la misma casa. Después de las muchas horas de trabajo en la tarima, en casa hablábamos mucho y proponíamos ideas sobre lo que nos hubiese gustado contar. Era casi un juego de final de verano en donde, con el aire fresco de la noche, imaginábamos nuestro futuro artístico.

Nos pareció claro desde el principio que teníamos que crear un proyecto "autentico", en el sentido de partir de algo que sentíamos como necesario. Volvimos a Sevilla en octubre y se sumó al grupo otra compañera, Sarah Calvo, empezamos a cerrar el tema sobre el "ser errante", pero no solo en el sentido fisico-geografico, sino también en el sentido más espiritual y filosófico. Este tema es un topos literario, pensamos a Ulysses, al Quijote, a Dante Alighieri por ejemplo. Queríamos hablar de nuestras inquietudes y de lo que nos empuja a ser curiosos, a descubrir nuevos mundos y nuevas maneras de pensar. Nos preguntamos por qué somos errantes y qué tipo de errancia es la de cada uno. Empezamos a proponer material textuales, propios o de poemas, musicales e incluso de artes visuales. Y de hecho la idea de las maletas viene desde las artes visuales ya que Joaquín sugirió usarlas después de haber visto una exposición sobre la migración española. Hablando de Joaquín Galán, el encuentro con el fue determinante para el desarrollo del proyecto. Fue nuestro profesor en el Laboratorio y conectamos muy bien. Cuando le propusimos dirigir el espectáculo, todavía estábamos en estado embrional y el se lanzó en este viaje con un enorme nivel de compromiso, de lo que estamos infinitamente agradecidos. No es nada fácil crear algo sin recursos económicos y autoproduciendose por completo. Pero nunca faltaron el compromiso y la seriedad. El trabajo avanzaba y ya veíamos una primera estructura del espectáculo. Cuando en septiembre de 2017 entró Santi, se completó la plantilla y ya todo empezó a coger forma. Teníamos mucho material escénico pero todavía faltaban textos. Decidimos apuntar por una dramaturgia original, no encontrábamos en textos que ya existían lo que realmente queríamos contar. Y conforme íbamos trabajando cada escena, pedíamos a Emmanuel García y Selu Fernández de meter en palabras las historias que iban apareciendo. Fue bastante fácil este proceso, por una gran conexión o por casualidad, todo el material acertaba con nuestras ideas.

Este viaje paralelo entre dramaturgia escénica y textual abrió nuevas posibilidades y aportó el sentido final de cada escena. Creemos en una "nueva dramaturgia" teatral, aunque el texto en el teatro postdramatico ya no es el centro del desarrollo escénico, tiene una importancia fundamental, así que para nosotros era esencial que las palabras que salían de nuestras bocas, fueran el resultado de una urgencia artística.

P: Por lo que leemos sobre el espectáculo, es un espacio en el que se conjugan disciplinas como el teatro, el circo y la música.

R: Si, aunque es un espectáculo teatral, el circo y la música son elementos muy presentes. Queríamos hablar de quien vive en el arte, del arte y por el arte. Independientemente de cuál sea esta, creemos que hay un denominador común a todos los aristas, que es la "necesidad" de hacer arte y esto repercute de una forma muy fuerte en la vida de cada uno. Así que las historias de nuestros errantes hablan también de músicos, de circenses, de gitanos... etc.

Por otro lado, la música es un elemento muy importante para cada uno de nosotros, tanto Giulia como Santi han estudiado música y tocan desde pequeños y Riccardo también toca, todos amamos cantar, la música tenia que estar presente tanto grabada, como tocada y cantada en vivo... es una gran aliada.

P: ¿Que podríais destacar del espectáculo?

R: Creo que lo más destacable es la unión de lenguajes. El texto, el cuerpo, la música, todo ello unido para contar como cada uno de nosotros afronta el ser errante, por ser artista. Y como nos vamos dejando afectar por las sensaciones del otro, para al final seguir un camino común para los tres. El espectador entra en este viaje y se deja conducir por los múltiples estados de ánimo que va compartiendo paso a paso con los actores.

P: ¿Que supone participar en el Fest?

R: Es todo un honor, por supuesto. Un festival por donde pasan grandes compañías, muchas de ellas con gran recorrido. Y, sobre todo, es una oportunidad para que se conozca nuestro espectáculo, y para comprobar si somos capaces de conectar con la gente que venga a estar con nosotros. No hay mejor sitio para estrenar Plancton, que en el Fest.

Ha sido una gran sorpresa ser elegidos para participar, no nos lo esperábamos para nada. Es un muy buen comienzo poder estrenar en un festival así. Esperamos conseguir que nuestras historias errantes fascinen al público con la misma fuerza y poesía que nos fascinan a nosotros.

Estamos muy agradecidos a quien ha creído y está creyendo en nosotros para brindarnos esta oportunidad. Esperemos que sea buena señal comenzar así. 

Entrevista: Alberto Mejías. 

Fotografía: Thibaut Gurnaud / Sarah Calvo