Entrevista | Eva Isanta y Manu Baqueiro

Después de un largo día de promoción y entrevistas por Sevilla, tenemos la oportunidad de sentarnos un rato con Eva Isanta y Manu Baqueiro. Dos de los actores de "El Ciclope y otras rarezas de amor", un texto de Ignasi Vidal que llega este martes al Teatro Lope de Vega. Ambos nos hablan, un rato antes de coger el ave de vuelta a Madrid, de esta propuesta que viene a hablarnos del amor.

Pregunta: ¿Qué vamos a encontrarnos en este espectáculo?

Manu: Bueno, este espectáculo va sobre una serie de historias cruzadas con un fondo donde reflexionamos sobre el amor, con unos personajes que podrían ser una sola persona. O, por así decirlo, las diferentes etapas por las que podemos pasar dentro del amor. Desde la típica pareja de edades muy diferentes que se acaba de conocer y donde están en un momento donde todo parece bonito y te apetece estar siempre con el otro, hasta la pareja que está ya gastada, como el caso de los personajes de Eva Isanta y yo, que representamos un matrimonio con su hijo, un monovolumen y vida asentada. Y de pronto a uno de los dos, en este caso a mí, se le vuelve todo oscuro y se debate entre dos amores: el amor de juventud insatisfecho que aparece, Celia Vioque, o el amor ya establecido con mi pareja.

A través de humor y drama, y distintas relaciones que se van entretejiendo en la escena se va construyendo un puzzle en el que todas las relaciones llegan a un punto en el que coinciden.

Eva: En El Cíclope encontramos historias humanas que tienen que ver con el corazón. Con esa parte emocional y sentimental que nos conecta a todos, y es el amor. Todo eso de lo que terminamos hablando después de una noche de borrachera con los amigos.

P: ¿Se podría decir que la obra nos intenta hacer reflexionar sobre como entendemos el amor?

Manu: Exactamente, y habla de más cosas. Habla de la violencia de género, de lo que estamos dispuestos a dejar atrás por amor, de lo que no estás dispuesto a dejar o lo caprichoso que eres, como es el caso de mi personaje que quiere todo. Una especie de Peter Pan que no quiere crecer para tener que cerrar las puertas que debe dejar atrás. La verdad es que el texto, con la excusa del amor, toca muchos temas. Además de ser una obra con mucho realismo. Todo el teatro de Ignasi Vidal es así, parte de darle mucha verdad a los textos Además de esa parte poética del texto que está inspirada en el capitulo siete de "Rayuela", de Luis Cortázar.

Eva: El público se lleva una pregunta, cada espectador se hace una que tiene que ver con vivencias. Hablamos de historias de amor a través de unos personajes que se ven envueltos en situaciones donde el espectador se va a ver representado. Y claro, ahí el público se puede plantear cual es su visión del amor.

P: ¿Qué destacáis de vuestro personaje?

Manu: Veo cosas de mi de hace diez años. Veo un tío que no sabe lo que quiere, que se muere por amar pero no encuentra la forma porque quizás no se conozca ni a sí mismo. Veo un tío que lo quiere todo, quiere al amante, a la pareja y no quiere perderse nada. Y cuando uno no quiere perderse nada acaba perdiéndose todo. Y ese es el fuego que tiene este tipo dentro y no sabe como canalizar y que le lleva a estar en ese estado en el que no sabe lo que quiere. Es un personaje muy impetuoso, de repente está amargado o lleno de pasión porque no se acaba de encontrar.

Eva: A mí me llamó la atención el reto de hacer un personaje que tiene un registro dramático y una serie de vivencias de dolor, desamor y abandono que yo no había encontrado en los personajes de los últimos años. Ya sea en televisión o teatro, porque yo no paro de hacer teatro, es una necesidad que tengo como actriz. Pero siempre he estado dentro del registro de la comedia, y me apetecía hacer algo diferente, lo necesitaba como persona y como actriz porque para mí va muy unido ambas cosas, mi trabajo con lo que soy.

Marta, mi personaje, suponía profundizar sobre las emociones y por eso no solo lo acepté, sino que lo invoqué.

P: Somos seres natural y necesariamente sociables, pero ¿necesitamos el amor?

Manu: Claro que lo necesitamos pero, ¿Qué es el amor? Para mi es compartir una tarde en silencio con un colega, no tiene porque ser con tu pareja. Compartir un café contigo o una entrevista. Las cosas cuando las cargas de honestidad y cariño al otro, es amor. Para mi amor no es estar todo el tiempo con tu pareja, quién se supone que es el amor de tu vida. El acto de amar se manifiesta en como sales a la calle a pasear. Con que actitud te pones a mirar el Guadalquivir, o disfrutar del lugar donde estás comiendo. Eso es el amor. Pero no el amor que nos han contado, ese de la fidelidad a la pareja, el amor está en cada hecho y en cada acto. Como no tirar el cigarrillo por la ventana, para mí eso es amor.

Eva: Yo creo que el amor es vital en nuestro instinto más básico. Los orientales creen que no solo somos animales, sino que tenemos una conexión alma-cuerpo, un concepto mucho más holístico de la existencia y yo me identifico con ellos. Ellos hablan de los chakras que es como un circuito energético y cuando consigues la conexión total con una persona, un ciclope total, es cuando conectas el chakras dos con el cuatro. El dos es el animal, el instintivo. Y el cuatro es el corazón. Y parece que cuando conectas con alguien es la caña, no sé, ya me contareis (risas). Lo que sale de lo instintivo es algo irracional y por lo tanto amar es una necesidad. Y creo que buena parte de los problemas de este mundo vienen por el desamor. Si todos sanásemos nuestras heridas e hiciésemos todo con amor, todo iría mejor.

P: A pesar de que estamos en un momento en el que el rol de la mujer en las relaciones está cambiando en nuestra sociedad. Parece que se perpetúa en los jóvenes las relaciones donde predomina el control. Parece que no aprendemos a amar.

Manu: Pues sí, parece que no sabemos amar. Falta educación, falta concienciación y sobra machismo. Ahora se habla de micromachismos y me parece algo muy acertado. Sin darnos cuenta, desde pequeños vivimos en una sociedad muy machista donde se nos van inculcando una serie de valores muy sexistas. Si yo follo mucho soy un crack, pero tú eres una puta. Estas tonterías que son totalmente falsas se van escuchando desde pequeño y hace que se vayan adquiriendo roles que después son muy difíciles de romper. Cuesta romper esa estigmatización y debería haber una educación desde los colegios para acabar con todos esos micromachismos que luego con cuarenta años se convierten en, "si me engaña la mato". Y es una burrada la de niños que son víctimas también de esa lacra que es la violencia de género.

Eva: Dentro de todos los tipos de amor que se plantean en la obra, ese es uno de los que se habla. Ese concepto que sigue predominando y causando muchas muertes. El control donde el amor pasa a una dominación, "si te quiero eres mía". ¿De dónde viene todo eso? Creo que de una educación que se nos inculca, aunque parece que estamos viendo que eso ya no funciona. Y creo que una buena forma de solucionarlo es la reflexión, porque uno de esos amores de los que hablamos en la obra mata. El amor no puede convertirnos en un juguete. Si yo estoy muy bien contigo podemos compartir algo maravilloso, pero si estamos en el "yo no me quiero y te necesito para ser feliz", estamos en una dinámica errónea.

P: ¿Qué expectativas tenéis con vuestra llegada a Sevilla?

Manu: Pues imagínate, en Sevilla y en el Lope de Vega. Las expectativas son altas, aunque lo de venir de martes a jueves es un poco raro, son tres días en Sevilla haciendo teatro y comiendo rico que es lo que más me gusta. Es una plaza fuerte y todo un desafío pero espero que funcione bien. El espectáculo se estrenó en Avilés, luego un mes en los Teatro del Canal en Madrid y allá donde hemos ido funcionó muy bien porque hay muchos puntos de comedia en la función, es un espectáculo corto, no llega a la hora y media, se pasa volando. Y los espectadores transitan por muchas sensaciones. Se pasa del llanto a la risa y a la emoción contenida muy fácilmente. Además es una puesta muy dinámica donde todos los actores estamos formando parte todo el rato de la misma, transformándolo. No sé, yo creo que en Sevilla irá genial.

P: ¿Qué le decimos a los espectadores?

Manu: Que vengan. Se lo van a pasar muy bien, además van a disfrutar de una puesta en escena apabullante.

Eva: Pues que hay que venir al teatro, martes, miércoles y jueves, que está bien salir de la rutina de la semana. Una obra donde durante hora y media vamos a reír y sobre todo a habla del motor d la vida, el amor. Se van a ir a la cama mucho mejor. (Risas).

Entrevista: Alberto Mejías.

Fotografía: Alejandro Talaverón.